24 de junio de 2022

Exposición: RESCATE, GRABADOS DE ALBERTO VALVERDE, del 23 de junio al 9 de septiembre 2022


Sala de Exposiciones del Museo de la Universidad
Valladolid

 

La exposición presenta una selección de obras que narran parte de la trayectoria artística desde 1981 hasta nuestros días y que tratan de explicar los procesos y los infinitos recursos del universo formal del magnífico grabador Alberto Valverde, incluyendo grabados y otros tipos de obras.  

 


HORARIO DE VISITAS
Lunes a viernes: de 11 a 14 h. y de 17:30 a 20:30 h.
Entrada gratuita















































































* * * * *

20 de junio de 2022

Visita virtual: CRISTO YACENTE, novedoso lenguaje romántico para una imagen tradicional


 


CRISTO YACENTE

Agapito Vallmitjana Barbany (Barcelona, 1860-1915)

1872

Mármol

Museo del Prado, Madrid

Escultura del siglo XIX. Romanticismo / Eclecticismo historicista

 

 


     Al igual que ocurre con el Cristo velato (1753) de Giuseppe Sanmartino en la Capilla Sansevero de Nápoles, el visitante del Museo del Prado suele quedar sorprendido al encontrar, en medio del ámbito dedicado a la pintura del siglo XIX, una impactante escultura marmórea que representa a Cristo muerto y tendido sobre un sudario que en parte cubre un cuerpo que sugiere el rigor mortis. La postura flexionada de sus rodillas, recordando su disposición en la cruz de la que acaba de ser descendido, y el tórax hinchado como referencia a los últimos estertores previos a la muerte, inevitablemente remite a la tradición española de los Cristos yacentes, especialmente a las creaciones barrocas que realizara Gregorio Fernández, que encontró en esta tipología pasionista un cauce expresivo que se convertiría en seña de identidad de su taller vallisoletano en el primer cuarto del siglo XVII.

Sin embargo, el hecho de que esté realizado en mármol —sin aplicación de color— puede producir en algunos espectadores una sensación de frialdad y distancia que enlaza con las esculturas clásicas de las bacantes dormidas, aunque en este caso el escultor materializa una evocación realista y precisa, con una excepcional calidad técnica que consigue desmaterializar el mármol para impregnarle de un alto contenido emocional que responde a una visión romántica del Cristo más humano, abandonado y trágico en la que, no obstante, prevalece una nobleza y una extraordinaria sensibilidad que, basadas en el dolor humano, invitan más a una compasión emotiva que al sentimiento desgarrado de las representaciones barrocas. 

     La escultura es una obra maestra del escultor barcelonés Agapito Vallmitjana Barbany, que la labró en 1872 testimoniando su especial dedicación a la escultura religiosa, en la que supo expresarse con un novedoso lenguaje caracterizado por la serenidad clásica y la búsqueda de una fuerza y una emoción ajenas al dramatismo, consiguiendo, como en este caso, una síntesis del sentimiento y la técnica, o lo que es lo mismo, la capacidad para estimular la piedad del espectador a través del virtuosismo en el dominio técnico del mármol, con una rigurosa y elocuente plasticidad. Esta escultura religiosa fue realizada en un momento en el que se valoraba lo que llegó a denominarse “estilo místico”, que perseguía la severidad y la reflexión en la búsqueda del ideal de perfección y la expresión de la infinita grandeza divina. 

Pero, como en muchas obras maestras, este Cristo yacente también fue objeto de críticas no demasiado favorables. Agapito Vallmitjana Barbany comenzó a plantear los bocetos en terracota en 1869 y ejecutó la obra en Barcelona en 1872. Antes de ser presentada públicamente en España, fue enviada a la Exposición Universal de Viena de 1873, donde fue galardonada con una de las “medailles pour l’art”. Cuando fue presentada en la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1876, celebrada en Madrid, junto a la admiración popular el jurado consideró que era la obra de mayor mérito artístico entre las presentadas, a pesar de lo cual sólo se le concedió una medalla de segunda clase al quedar desierta la primera por “no atenerse a la tradición”. 

     Según recoge el historiador Carlos Reyero1, las primeras críticas al Cristo yacente no fueron completamente satisfactorias, pues tuvo opiniones contrarias basadas en su iconografía. Consideraba el jurado que “Carece del tipo verdadero de Jesús, según las tradiciones que hoy se tienen, pues su rostro, cabeza y forma del cuerpo debieran ser más graves y distinguidas”. En el acta, el jurado se lamentaba de que la imagen de Cristo se pareciese más al de la Piedad de Miguel Ángel del Vaticano que al de la Piedad que el italiano Giovanni Duprè presentó, nueve años antes, a la Exposición Universal de París de 1867, donde había recibido los mayores elogios, por lo que en el campo de la escultura religiosa moderna aquella obra debía ser un referente obligado.

No obstante, la Piedad de Duprè, que sigue siendo admirada en su ubicación del Cementerio de la Misericordia de Siena, presenta concomitancias con el Cristo yacente de Agapito Vallmitjana, tanto en el naturalismo de origen helenístico, que produce una emoción sensorial más que espiritual, como en la síntesis de las antiguas tradiciones con el sentimiento religioso moderno, una conexión relacionada con la sensibilidad internacional de raíces románticas. 

     El Cristo yacente, que tiene unas dimensiones de 216 x 72 x 43 cm, aparece firmado en su base con la inscripción; “AGAPITO VALLMITJANA. ESPAÑA. BARCELONA. 1872”. Entre los críticos, Rouget alabó su esmerada factura, aunque reclamaba mayor realismo de acuerdo al drama de la Pasión, mientras para García-Cadena el escultor no había conseguido reflejar la divinidad que aparece en las sublimes creaciones de este género, habiéndose limitado a reproducir bien el modelo. Estas opiniones de los críticos quedan bien reflejadas en el Catálogo de la Exposición de Bellas Artes de 1876, publicado en Madrid por los Sres. Granés y Vallejo, que dedican a la escultura este verso:
                                                Tu Cristo yacente, hermoso,
                                                es de escultura modelo,
                                                pero… (seré escrupuloso),
                                                me parece que aquel pelo
                                                no es bastante… religioso.

     Del proceso creativo del admirable Cristo yacente, tan finamente labrado por Agapito Vallmitjana, se conocen algunos datos. Aunque no está documentado, se viene afirmando que fuera el pintor Eduardo Rosales, amigo del escultor y enfermo de tuberculosis, el que posara como modelo. Para el Cristo yacente el escultor hizo dos tipos de bocetos en terracota desde 1869. En el primero de ellos el cuerpo de Cristo aparece completamente envuelto en el sudario, siendo muestras de este tipo los dos ejemplares del Museo Marés de Barcelona, el del Museo Marés de Montblanc (Tarragona), el del Museo Nacional de Arte de Cataluña de Barcelona, el del Museo Nacional de Escultura de Valladolid (adquirido en 1998), el de la Hermandad del Santo Entierro de Lora del Río (Sevilla), fechado en 1869, y el ejemplar en terracota policromada de The Spanish Gallery de Bishop Auckland en Durham (Gran Bretaña). Este modelo fue también fue materializado en mármol por el escultor, en 1887, como regalo personal de Eusebio Güell Bacigalupi, I conde de Güell, en el sepulcro del obispo Josep Torras i Bages de la capilla de la Virgen de Montserrat de la catedral de San Pedro de Vich (Barcelona). 

     El segundo tipo presenta a Cristo desnudo, al modo tradicional barroco, reposando sobre el sudario y solamente cubierto por el paño de pureza. Un ejemplar se conserva en la colección de Vicente Llorens Poy de Villareal (Castellón) y otro, en terracota pintada de blanco, en el Museo de la Abadía de Montserrat, a la que fue donado en 1984 por un descendiente directo de Agapito Vallmitjana. Este se corresponde con el modelo en mármol del Cristo yacente del Museo del Prado, que el escultor repetiría en el sepulcro de Antonio López Bru, encargado en 1876 por su padre, Antonio López López, I marqués de Comillas, para la capilla-panteón levantada en aquella población cántabra junto al palacio de Sobrellano. Un tercer ejemplar, tallado en madera y policromado, fue realizado en 1887 por Agapito Vallmitjana para la antigua Cofradía del Santo Sepulcro de Pamplona, actualmente Hermandad de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo.
 

EL PROLÍFICO ESCULTOR AGAPITO VALLMITJANA I BARBANY 

Firma del escultor en la base

     Nacido en Barcelona en 1832, perteneció a una saga de escultores decimonónicos catalanes. Era hermano del también escultor Venancio Vallmitjana, con el que se formó bajo la tutela de Damián Campeny en la Escuela de la Lonja de Barcelona y con el que trabajó durante mucho tiempo desarrollando el mismo estilo. A pesar de tener una mayor calidad artística, su hermano, con el que compartió un taller hasta 1883, fue el que consiguió mayor fama y reconocimiento. El primer encargo importante que recibieron, en 1854, fueron las figuras de la Fe y de los Cuatro Evangelistas para la iglesia barcelonesa de los Santos Justo y Pastor.

En 1860, también junto a su hermano, restauró los detalles arquitectónicos de la Audiencia de Barcelona. Ese mismo año realizaba la escultura en mármol de Isabel II con el Príncipe de Asturias, desde 1924 en el Palacio de Pedralbes como depósito del Museo del Prado, que le fue encargada por la propia reina después de visitar su estudio. Por ese tiempo también labraba las alegorías del Comercio y la Industria de la fachada del Banco de Barcelona y en 1861 el retrato de Manuel Bofarull que guarda el Ayuntamiento de Barcelona. 

Izda: Miguel Ángel. Piedad, 1498-1499, Basílica de San Pedro, Vaticano
Dcha: Giovanni Duprè. Piedad, 1867, Cementerio de la Misericordia, Siena

     Agapito Vallmitjana Barbany fue miembro de la de Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, profesor de la Academia Provincial de San Jorge de Barcelona y de La Lonja —Escuela de Artes y Oficios de Barcelona—, donde llegó a ser catedrático y tuvo como alumno al escultor zaragozano Pablo Gargallo. Presentó sus obras en las Exposiciones Nacionales, consiguiendo en 1862 la segunda medalla y en 1864 la tercera. De ese año datan el retrato de Claudi Lorenzale Sugrañes de la Real Academia Catalana de Bellas Artes de San Jorge y Adán y Eva, grupo desaparecido.
 

Agapito Vallmitjana. Cristo yacente, terracota, 1869
Museo Marés, Barcelona

     En 1865 realizaba en piedra las estatuas de Alfonso X el Sabio y de Luis Vives para la decoración del vestíbulo de la Universidad de Barcelona. Junto a su hermano Venancio esculpió los bajorrelieves de las cuatro Virtudes Cardinales del panteón de don Francisco Permayer. En 1867 hacía el retrato del pintor y escritor Pablo Milá Fontanals, conservado en la Real Academia Catalana de Bellas Artes de San Jorge de Barcelona, y en 1868 la Virgen titular de la iglesia barcelonesa del Pino. 

En 1869 iniciaba los bocetos en barro del Cristo yacente que realizara en mármol en 1872 y presentara en la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1876, ese año adquirido por el Museo del Prado. De este modelo haría diferentes versiones en terracota, madera y mármol. En 1880 culminaba la Fuente del Niño, que fue instalada en la plaza del mercado de Sants de Barcelona, hoy jardines de Can Mantega.

Agapito Vallmitjana. Izda: Cristo yacente, terracota, h. 1869, Museo Nacional de Escultura, Valladolid
Dcha: Cristo yacente, terracota, 1869, Hermandad del Santo Entierro, Lora del Río (Sevilla)

     A la imagen de San Francisco de Paula de 1882 siguieron en 1883 la imagen de San Juan de Dios del Hospital de la misma advocación en Barcelona, el Sepulcro del cardenal Joaquim Lluch de la capilla de San Laureano de la Catedral de Sevilla, las alegorías de la Agricultura y la Marina de la fuente del parque de la Ciudadela de Barcelona y el busto de La tradición del Museo Nacional de Arte de Cataluña. Por este tiempo aportaba la colosal escultura en mármol de un apóstol destinada a la rotonda de la renovada iglesia de San Francisco el Grande de Madrid. 


Agapito Vallmitjana. Cristo yacente, mármol, 1876
Sepulcro de Antonio López Bru
Capilla-panteón del palacio de Sobrellano, Comillas (Cantabria)

     En 1884 modelaba otro busto en terracota de La tradición, conservado en la Biblioteca Museo Víctor Balaguer de Villanueva y Geltrú (Barcelona), y el Ángel del Juicio Final del Museo Diocesano de Barcelona, que tiene sus réplicas marmóreas en el panteón de Daniel Llagustera Baguer, en el cementerio de Sant Feliu de Guíxols, y en la sepultura de Alejo Vidal Cuadras en el cementerio de Sitges, donde la trompeta fue sustituida por una corona de flores. En 1885 Agapito Vallmitjana trabajaba la escultura funeraria del obispo José María Urquinaona de la iglesia de la Merced de Barcelona y en 1886 comenzaba el proyecto del monumento ecuestre en bronce del rey Jaime I el Conquistador, que preside la plaza de Alfonso el Magnánimo de Valencia. 

En 1887 realizaba un nuevo Cristo yacente, en este caso tallado en madera y policromado, que actualmente alumbra la Hermandad de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo de Pamplona. Ese año también acometía el magno proyecto de las esculturas del Cristo del parteluz y el Apostolado que junto a otros santos por él realizados ocupa las jambas y contrafuertes de la nueva portada de la Catedral de Barcelona, ciudad a la que en 1888 aportó las colosales figuras de leones colocadas en la base del Monumento de Colón. Tras realizar en 1893 el busto de Cervantes de la Real Academia de las Buenas Letras de Barcelona, en 1888 elaboraba la Inmaculada Concepción del Museo Diocesano de Barcelona y el fantástico Cristo de la Flagelación que preside el segundo Misterio de Dolor del Rosario Monumental de Montserrat. 

Agapito Vallmitjana. Isabel II con el Príncipe de Asturias, 1860
Palacio de Pedralbes, Barcelona (depósito del Museo del Prado)

     Una de sus últimas obras fue la escultura en bronce del político vasco Mateo Benigno de Moraza que preside el monumento erigido en su honor junto a la Diputación foral de Álava, en Vitoria.  Agapito Vallmitjana Barbany moría en Barcelona el año 1915. Dejaba tras de sí una obra que muestra un complejo desarrollo de los principios del eclecticismo historicista al servicio de las más variadas tipologías, incluyendo una notable producción animalística. Recurre con frecuencia a prototipos históricos en los que resalta el contenido sentimental y emotivo. Sus esculturas ofrecen una grandiosa solemnidad al modo antiguo, acentuando los matices realistas y con mayor movimiento que la obra de su hermano Venancio, aunque uno de los atractivos de su obra es la serenidad clásica y la búsqueda de belleza. Con un total dominio técnico en el empleo de distintos materiales, en muchas de sus obras consigue un insuperable virtuosismo. 

 

Informe: J. M. Travieso.

 

Agapito Vallmitjana. Izda: Alegorías del Comercio y la Industria, h. 1860, Banco de Barcelona
Dcha: Fuente del Niño, 1880, jardines de Can Mantega, Barcelona

NOTAS 

1 REYERO HERMOSILLA, Carlos: Escultura, museo y Estado en la España del siglo XIX. Historia, significado y catálogo de la colección nacional de escultura moderna, 1856-1906, Fundación Eduardo Capa, Alicante, 2002.

 

 



Agapito Vallmitjana. Sepulcro del cardenal Joaquim Lluch, 1883
Capilla de San Laureano, Catedral de Sevilla










Agapito Vallmitjana. La Tradición, terracota
Izda: 1884, Museo Víctor Balaguer, Villanueva y Geltrú
Dcha: 1883, Museo Nacional de Arte de Cataluña, Barcelona












Agapito Vallmitjana. Izda: San Juan de Dios, h. 1883
Centro: Coronación de espinas, 1880, MNAC
Dcha: San Mateo, 1890, Museo Marés, Barcelona









Agapito Vallmitjana. Monumento a Jaime I el Conquistador,1886
Plaza de Alfonso el Magnánimo, Valencia










Agapito Vallmitjana. Cristo, San Pedro y San Pablo, 1887
Portada de la Catedral de Barcelona











Agapito Vallmitjana. 1887, Apostolado de las jambas de la portada de la Catedral de Barcelona








Agapito Vallmitjana. Cristo de la Flagelación, 1888
Segundo misterio de dolor, Rosario Monumental de Montserrat














Agapito Vallmitjana
Izda: El Comercio, 1884, Parque de la Ciudadela, Barcelona
Dcha: Monumento a Mateo Benigno de Moraza, 1895, Vitoria











Agapito Vallmitjana en su estudio








* * * * *

19 de junio de 2022

Exposición: RENACER, LA CATEDRAL TRANSFORMADA, hasta el 11 de diciembre 2022


Siete capítulos temáticos

        Primera piedra
        Memoria perenne
        Espacio sagrado
        La Catedral, Iglesia Madre
        Celebrar la Palabra
        Historia de Salvación
        Una catedral para María

Obras, entre otros, de Juan de Flandes, Alejo de Vahía, Gil de Siloé, Diego de Siloé, Pedro Berruguete, El Greco, Fernando Yáñez de la Almedina y Victorio Macho.



HORARIO DE VISITAS
Diario: de 10.00 a 14.00 h y de 16.00 a 20.00 h
Martes cerrado


PRECIOS
Entrada individual Libre: 6 €.
Entrada individual Guiada: 10 €.
Entrada reducida: 4 € / 8 € guiada.
(Precio reducido para empadronados y residentes en Palencia y provincia, desempleados, mayores de 65 años, estudiantes hasta 26 años, familias numerosas, discapacitados y grupos mayores de 15 personas).
Entrada presentando la Tarjeta de la Catedral: 3 € / 6 € guiada.
Grupos escolares: 3 € sin guía / 6 € con guía catedral.
Entrada gratuita para menores de 12 años (imprescindible acompañamiento de adulto).
Los descuentos no son acumulables.


HORARIOS VISITAS GUIADAS
Lunes y Miércoles:
        Mañanas: 10:30 y 12:30
        Tardes: 16:30 y 18:30.
Jueves a Domingo:
        Mañanas: 10:30, 11:30 y 12:30
        Tardes: 16:30, 17:30 y 18:30.
Duración estimada de la visita guiada: 70-75 minutos.
Imprescindible reserva previa.
Tamaño mínimo grupo: 10 personas.

* * * * *

18 de junio de 2022

VIAJE: ARAGÓN AL COMPLETO / HUESCA, ZARAGOZA Y TERUEL, del 2 al 7 de julio 2022

Huesca. Catedral
PROGRAMA 

Sábado 2 de julio   VALLADOLID – HUESCA

Salida a las 06.45 horas de Vallsur y a las 07.00 horas de Plaza de Colón (Hospital Campo Grande) hacia Huesca. Breves paradas en ruta, llegada al hotel, entrega de habitaciones y almuerzo. Posteriormente visita guiada de la ciudad, destaca paseando primeramente el parque admirando algunos de sus elementos más característicos, como la casa de Blancanieves o las emblemáticas esculturas de Las Pajaritas.  Después, nos espera la plaza de Navarra, donde encontraremos la fuente de las Musas y el Casino de Huesca. Conocido también como Círculo Oscense, este edificio refleja a la perfección la arquitectura modernista de principios del siglo XX. A continuación, nos trasladaremos hasta la zona más comercial de Huesca: El Coso, la calle de El antiguo Osca romano que recorre la ciudad de punta a punta. Paseando por esta popular calle, llegaremos hasta la plaza de Luis López Allúe. donde se encuentra la tienda de ultramarinos más antigua de España. Por último, caminaremos hasta la catedral. 

Mallos de Riglos

Aquí, nos dejaremos maravillar por su fachada de estilo gótico y desvelaremos algunos de los datos más curiosos sobre uno de los edificios más emblemáticos de toda la ciudad desde aquí nos dirigiremos al Museo Provincial que visitaremos y qué acoge estampas y grabados de Goya, entre las que destacan la serie de litografías Toros en Burdeos. Llegada al hotel, cena y alojamiento. 

Domingo 3 de julio   HUESCA – VALLE DEL ARAGON – HUESCA

Desayuno en el hotel y visita de los Mallos de Riglos. En Aragón se llaman 'mallos' a estas extraordinarias formaciones geológicas de color rojizo características de la Hoya de Huesca. Después de la visita, a pocos kilómetros de la frontera con Francia, la grandiosa Estación Internacional de Ferrocarril de Canfranc nos trasladará a principios del siglo pasado, su época de mayor esplendor. A continuación, llegaremos a Jaca y en un restaurante de la ciudad con cocina típica, efectuaremos el almuerzo. Después haremos una visita guiada al casco histórico de Jaca con estilo de todas las épocas donde destacan la Ciudadela y la catedral fundada a partir de 1077 por orden del rey Sancho Ramírez y considerada como uno de los templos más importantes del primer románico español. Continuación hacia Huesca, llegada al hotel, cena y alojamiento. 

Tarazona. Ayuntamiento
Lunes 4 de julio   HUESCA – VERA DEL MONCAYO – GRISEL – TARAZONA – ZARAGOZA

Desayuno y salida para realizar la primera parada en el Monasterio de Veruela donde los Monjes blancos de la Orden del Cister arraigaron en estas tierras y tuvieron una importante notoriedad política en el Reino de Aragón.

A continuación, viajaremos en el tiempo hasta el Castillo de Grisel, legendaria fortaleza que jalonaba la frontera entre los reinos de Castilla y Aragón. Almuerzo. Por la tarde visitaremos Tarazona parar realizar una completa visita guiada que comenzará desde la plaza de san Francisco hacia la Plaza de España, el Barrio de la Judería con sus famosas casas colgadas y la Plaza del Palacio en el que destaca la iglesia de Santa María Magdalena y el Palacio episcopal (Exterior). Posteriormente visitaremos la Catedral de Santa María de la Huerta. Continuaremos hasta Zaragoza, llegada al hotel, cena y alojamiento. 

Martes 5 de julio   ZARAGOZA CAPITAL

Zaragoza. El Pilar

Desayuno y salida para disfrutar de la ciudad de las cuatro culturas, capital de Aragón y una de las capitales más importantes de España. Entre otros lugares de interés recorreremos las murallas y el teatro romano de la antigua Cesaraugusta o la antigua lonja de mercaderes. Haremos una interesante visita al Palacio de la Alfajería, uno de los monumentos más importantes de la arquitectura hispanomusulmana del siglo XI. Finalizaremos la mañana con un almuerzo en un restaurante típico de la ciudad. La tarde la dedicaremos a Francisco de Goya que se formó como pintor junto a José Luzán, y realizó varios encargos en las que destacan la decoración de la bóveda del Coreto de la Basílica del Pilar de Zaragoza, para el que realiza el fresco Adoración del nombre de Dios, en 1772 y su gran trabajo mural, la Regina Martyrum de 1780 a 1781 en el que decora la cúpula de la nave norte de la Basílica. Posteriormente realizaremos un recorrido visitando los monumentos conmemorativos de su obra y figura dispersos por la ciudad, de este modo encontraremos el Rincón de Goya o el monumento situado en la Plaza del Pilar, el busto obra de Honorio García Condoy situado en la Plaza del Carmen y la escultura de Manuel Arcón de la Plaza de Toros. Regreso al hotel, cena y alojamiento. 

Zaragoza- Aljafería
Miércoles 6 de julio   ZARAGOZA – MORA DE RUBIELOS – RUBIELOS DE MORA – TERUEL

Desayuno y salida del hotel. La primera parada será para visitar Rubielos de Mora declarada conjunto histórico artístico por conservar calles angostas, casas blasonadas, palacetes y templos religiosos. Durante el paseo veremos la excolegiala de Santa María la Mayor y casas de familias importantes como la de los marqueses de Villasegura o la del Obispo Sánchez de Cutanda.  Continuaremos nuestra visita a Mora de Rubielos uno de los pueblos con más encanto de Teruel, donde realizaremos visita del tipismo medieval con sus casonas, zonas porticadas y sus portales de muralla. Un gran protagonista es el Castillo de los Fernández de Heredia, auténtica mole de piedra, dominadora de la villa, que se alza sobre una plataforma rocosa y donde se pueden admirar torreones saeteras y troneras., visitaremos su interior, vestido ahora con máquinas de asedio a tamaño real y escala. Almuerzo en restaurante y salida hacia Teruel. Por la tarde disfrutaremos de una visita guiada por el casco antiguo de Teruel por el itinerario mudéjar, para ver la evolución del siglo XIII al XIV. Veremos monumentos como la Torre de San Pedro y su ábside y admiraremos símbolos de la ciudad como como la escalinata o su plaza del Torico. También visitaremos el Museo provincial y el mausoleo de los amantes de Teruel. Llegada al hotel, cena y alojamiento. 

Rubielos de Mora
Jueves 7 de julio   TERUEL – ALBARRACÍN – VALLADOLID

Desayuno en el hotel y salida hacia Albarracín, propuesto para ser patrimonio de la humanidad, donde sus calles medievales nos sorprenderán por su arquitectura como la casa de Julianeta o el rincón del abanico. Llegaremos hasta la plaza mayor con su ayuntamiento renacentista y contemplaremos su ostentosa muralla. Visitaremos la casa Museo de la Familia Noble Pérez de Tuyuela y recorreremos todas sus estancias un tesoro del siglo XVII y finalizaremos con un almuerzo de cocina típica turolense. Posteriormente iniciaremos el viaje de regreso a Valladolid con breves paradas en ruta donde se estima llegar sobre las 22,00 horas.

 

PRECIO SOCIO EN HABITACIÓN DOBLE: 795 €

PRECIO NO SOCIO EN HABITACIÓN DOBLE: 815 €

Teruel
SUPLEMENTO HABITACIÓN INDIVIDUAL: 155 €

 

REQUISITOS: Grupo mínimo de 25 personas. Si el número de participantes es menor, suplemento a reconfirmar sujeto al total de las plazas.


INCLUYE:
2 noches de alojamiento Hotel Pedro I Huesca 4*s
2 noches de alojamiento Hotel Hesperia Zaragoza 3*
1 noche de alojamiento Hotel Reina Cristina de Teruel 3*
Régimen: Pensión completa (desde el almuerzo del primer día al almuerzo del último día)
Guía oficial durante todas las visitas
Seguro de viaje Coberturas COVID
Dossier informativo del viaje
Amantes de Teruel
Acompañante Domus Pucelae
Huesca: 
        Catedral de Huesca
        Museo provincial
        Estación ferrocarril de Canfranc
Zaragoza 
        Monasterio de Veruela
        Catedral de Santa María de la Huerta, Tarazona
        Palacio de la Aljafería
Teruel 
        Castillo de Mora de Rubielos
        Museo Provincial de Teruel
        Mausoleo de los Amantes de Teruel
        Casa Museo de la Familia Noble Pérez de Tuyuela en Albarracín

NO INCLUYE
Albarracín
Extras en hotel
Ningún servicio no especificado en el apartado “incluye” 

INFORMACIÓN Y RESERVA DE PLAZAS: Por correo en domuspucelae@gmail.com o en el telf. 608419228 a partir de las 0 horas del día 20 de junio y fecha límite del pago total del viaje 22 junio, en Viajes Tempo Tours. C/ Miguel Iscar 16, junto a Banco de Sabadell, Tfnos. 983 213630 - 983 666663. Persona de contacto: Pablo Parrilla Horario: de lunes a viernes de 10.00 a 14.00 y de 17.00 a 19.00 horas. 

FORMAS DE PAGO: Efectivo, Tarjeta de Crédito, o mediante transferencia a la cuenta bancaria que proporcionará la agencia, indicando en el concepto “Aragón al completo de Domus Pucelae” y el nombre de los viajeros.  Enviar copia de la transferencia por mail a: info@imaginaunviaje.com 




IMPORTANTE:
Es aconsejable que las personas inscritas estén vacunadas.
Es obligatorio uso de mascarilla en el autocar.


* * * * *

VIAJE: OTOÑO 2022 / NUEVA YORK - BOSTON, del 15 al 22 de octubre 2022

PROGRAMA 

Sábado 15 de octubre

Salida a las 6,00 h. desde Plaza de Colón, dirección Madrid Barajas. Embarque en vuelo regular IB6251 (salida 12,40 h) destino Nueva York. Llegada a NYC a las 14,55 h. Trámites aduaneros, Traslado en bus al hotel Sheraton Times Square. Alojamiento. Si se cumplen los horarios normales y no hay problemas de retenciones de aduanas, se podría visitar el Museo de Arte Contemporáneo. 

Domingo 16 de octubre

Salida a las 8 horas del hotel, dirección al centro de Nueva York. Visita panorámica a la ciudad de los rascacielos. Sobre las 12 h. visita al sur de Manhattan, con posibilidad de comer en Futton market. Paseo en barco por State Island. A ultimas horas regreso al hotel. 

Lunes 17 de octubre

Salida a primera hora en metro hacia la calle 125. Posibilidad de asistir a una misa góspel o similar.  Traslado a continuación hacia el Museo de los Claustros y visita. Regreso hacia el mediodía al Metropolitan Museum y visita. Al finalizar el recorrido visita a la Catedral de San Patricio y la Quinta Avenida. Regreso al hotel a últimas horas de la tarde. 

Martes 18 de octubre

Salida hacia la Hispanic Society of America y visita. A continuación, visita a Central Park, Recorrido por la Quinta Avenida, Museo Guggenheim (Exteriores), Frick Collection,  Hotel Plaza, etc. 


Miércoles 19 de octubre

Salida a primera hora la Torre de la Libertad, Chinatown, Central Station, Empire State, etc. Paso en metro al barrio de Brooklyn, para pasar entre dos luces hacia Manhattan por el puente de Brooklyn. Regreso al hotel a últimas horas. Este día o el anterior, posibilidad de asistir a un musical. 

Jueves 20 de octubre

Salida en bus con dirección a Boston. Antes del alojamiento en el hotel, realizaremos una visita panorámica a la ciudad. Visitaremos la zona céntrica de Boston. Llegada al hotel. Alojamiento. 


Viernes 21 de octubre

Salida del hotel para visitar uno de los mejores museos de los Estados Unidos. Museum of Fine Arts y Isabella Stewart Gadner. Visitas otros monumentos de la ciudad y Boston Common, Biblioteca Kennedy. A última hora regreso al hotel. 

Sábado 22 de octubre

Se ha previsto una visita a la Massachusetts State House y normalmente los sábados puede haber conciertos corales en la iglesia de Trinity Churs. A las 12,30 salida hacia el hotel. Recogida de equipaje y traslado al aeropuerto de Boston, donde embarcaremos en el vuelo IB6166 de las 17,20 con dirección a Madrid. Noche a bordo. Llegada a Madrid el día 22.10.2022 a las 6,20. Recogida de equipaje y salida hacia Valladolid, donde se ha previsto llegar a las 10 h.

 


PRECIO SOCIO EN HABITACIÓN DOBLE DE UNA CAMA: 2200 €

PRECIO SOCIO EN HABITACIÓN DOBLE DE DOS CAMAS: 2230 €

PRECIO SOCIO EN HABITACIÓN INDIVIDUAL: 3200 €

SUPLEMENTO NO SOCIO: 20 € 

 

REQUISITOS: Grupo mínimo de 19 y máximo de 26 personas.

Puede haber variaciones en el precio si no se llega al mínimo de personas y se decide realizar el viaje.



 INCLUYE:

Traslado en autocar Valladolid–Aeropuerto Madrid–Valladolid

Seguro de cancelación y asistencia.

Tasas de aeropuerto al 1/6/2022 (90 €).

Excursiones especificadas (panorámicas Nueva York – Boston)

Dossier específico del viaje.

 

NO INCLUYE

Desayunos en los hoteles del circuito (Nueva York EUR 195.00 y Boston EUR 82.00).

Entradas a museos y edificios de interés.

Ningún servicio no especificado en el apartado “incluye”.

 

INFORMACIÓN Y RESERVA DE PLAZAS: Por correo en domuspucelae@gmail.com o en el telf. 608419228 a partir de las 0 horas del día 20 de junio.

Otras informaciones específicas del viaje en Agencia de Viajes CWT, Natalia Aguado, Telf 34 983 13 02 29 / 34 983 13 06 40.


ATENCIÓN: REQUISITOS PARA LA ENTRADA EN ESTADOS UNIDOS

Solo podrán entrar en EE.UU. por vía aérea los extranjeros que presenten certificado oficial de haber recibido la pauta completa de vacunación y que presenten además prueba de resultado negativo de un test COVID realizado con una antelación máxima de un día antes de la salida del viaje. 

Tests covid válidos: las autoridades estadounidenses consideran válidas las PCRs y los tests de antígenos de laboratorio. 

Es obligatorio cumplimentar y pagar de forma electrónica la autorización de entrada a EEUU antes del viaje (coste USD 14.00 en la página oficial) https://esta.cbp.dhs.gov/ 

* * * * *