26 de mayo de 2009

Visita virtual: LA VENUS DE HOHLE FELS, la escultura más antigua del mundo




VENUS DE HOHLE FELS
Marfil
Arte prehistórico

     El pasado día 13 de mayo, un grupo de arqueólogos alemanes dirigidos por el profesor Nicholas Conard, presentó en público en la Universidad de Tubinga un descubrimiento inédito: la que está considerada hasta ahora como la escultura más antigua del mundo. Se trata de una estatuilla femenina tallada en marfil de mamut hace unos 40.000 años, de seis centímetros de longitud, que fue hallada en las excavaciones realizadas en septiembre de 2008 en la cueva de Hohle Fels, cerca de la localidad de Schelklingen, en el estado alemán de Baden-Württemberg.

     La obra, que se encontró rota en seis fragmentos, responde a la tipología de las denominadas “venus paleolíticas”, presentando con gran detalle una anatomía femenina en la que están resaltados los senos y los órganos genitales, muy desproporcionados respecto a la cabeza y extremidades, lo que la dota de gran energía y expresividad, según declaran sus descubridores.

     Un pequeño orificio en la cabeza hace suponer que era llevada colgando del cuello y su significado se relaciona con algún tipo de culto o ritual en torno a la fertilidad, demostrando que los primeros hombres de Europa tallaban figuras al tiempo que pintaban, siendo un testimonio que acaba con 100 años de discusiones entre arqueólogos y paleontólogos. Conard incluso afirma que es posible que en esta región alemana viviera el primer pueblo europeo con cultura propia.

     Junto a estas figuras femeninas apodadas como “venus”, por presentar para los arqueólogos el ideal de belleza prehistórico, también han aparecido elementos fálicos tallados y rudimentarios instrumentos musicales. Las venus paleolíticas encontradas, en un área que abarca desde Gran Bretaña a Siberia, suman cerca de 250 ejemplares y son interpretadas como representaciones simbólicas de la fertilidad, la seguridad y el bienestar de la Madre Tierra en la cultura paleolítica, basada en una sociedad cazadora-recolectora.


LA VENUS DE WILLENDORF
Piedra caliza
Naturhistorisches Museum, Viena
Arte prehistórico

     Hasta ahora la escultura más célebre de este tipo era la Venus de Willendorf, de 24.000 años de antigüedad (periodo Magdaleniense), que se conserva en el Naturhistorisches Museum de Viena. Fue descubierta en 1908 por el arqueólogo Josef Szombathy en una excavación próxima a Krems, en la Baja Austria.

     Está tallada en piedra caliza y mide 11,1 centímetros de alto. Representa de forma poco realista a una mujer exuberante, en este caso pintada de ocre rojizo, adquiriendo un carácter simbólico el volumen de los senos, abdomen y órganos genitales, elementos alusivos a la fertilidad femenina y simbólicamente a la fertilidad de la Tierra.

     Su cuerpo es carnoso, con una cabeza que aparece extraña y anónima, rodeada de trenzas, con un peculiar peinado o bien con un gorro trenzado, con los rasgos faciales sin definir. Los brazos, casi imperceptibles, se doblan sobre los senos, mientras las piernas aparecen con detalle anatómico, aunque carecen de pies. El hecho de que la figura no esté concebida para mantenerse de pie hace pensar de que pudiera tratarse de un amuleto transportable, aunque no faltan hipótesis de que pudiera ser insertado en la vagina durante supuestos rituales de fertilidad.

     Otra pieza de similares características es la Venus de Laussel, descubierta en 1911 por el Dr. Lalanne en la cueva de Laussel, departamento francés de la Dordoña. Mide unos 46 centímetros de altura y es muy difícil de datar en el Paleolítico, estimándose su antigüedad en 20.000 años. Está tallada en piedra caliza y presenta la peculiaridad de sujetar en una mano un cuerno de bisonte. Actualmente se conserva en el Museo de Aquitania de Burdeos.

Informe y fotografías J. M. Travieso.

* * * * *

2 comentarios: