20 de agosto de 2009

Bordado de musas con hilos de oro: PRIMAVERA VIEJA, Luis Cernuda


PRIMAVERA VIEJA

Ahora, al poniente morado de la tarde,
en flor ya los magnolios mojados de rocío,
pasar aquellas calles, mientras crece
la luna por el aire, será soñar despierto.

El cielo con su queja harán más vasto
bandos de golondrinas; el agua en una fuente
librará puramente la honda voz de la tierra;
luego el cielo y la tierra quedarán silenciosos.

En el rincón de algún compás, a solas
con la frente en la mano, un fantasma
que vuelve, llorarías pensando
cuán bella fue la vida y cuán inútil.


Como quien espera el alba, 1947
LUIS CERNUDA

* * * * *

No hay comentarios:

Publicar un comentario