21 de diciembre de 2015

Exposición: ORO DE NÁPOLES, belén napolitano del Museo Nacional de Escultura, desde el 22 de diciembre 2015


MUSEO NACIONAL DE ESCULTURA. PALACIO DE VILLENA
Calle Cadenas de San Gregorio, Valladolid

ORO DE NÁPOLES
Renovación expositiva del belén napolitano

En su cita puntual con la celebración de la Navidad, el Museo Nacional de Escultura vuelve a ofrecer a la visita pública el belén napolitano, uno de sus más preciados tesoros y uno de los más interesantes y completos de Europa.
A partir de ahora, sus más de seiscientas figuras encuentran acomodo en una nueva sala y un nuevo escenario que ha sido diseñado por el escenógrafo Ignasi Cristià, con una nueva instalación dotada de moderna tecnología y acompañada de ilustrativos paneles didácticos, así como de un espacio donde se proyectará un audiovisual monográfico en torno a la tradición de los belenes napolitanos. Pero si esto es novedoso, lo más importante para todos es que la sala en que se exhibe, en la planta baja del Palacio de Villena, estará abierta al público durante todo el año como una obra más de la colección permanente, para satisfacción de todos los belenistas y amantes del arte en general.

La nueva sala, concebida como una caja mágica tapizada de paneles de color gris oscuro que realzan la teatralidad del montaje, consta de tres espacios expositivos.

Primer espacio: Inmersión
Comienza al entrar en la sala e informa, a modo de rito iniciático, sobre la tradición de los belenes y Nápoles. En vitrinas murales se explican las características de los elementos integrantes a través de figuras, entre ellas algunas pertenecientes al Belén Olaguer, integrante de las colecciones del Museo que hasta ahora no se había expuesto. A él pertenece un portal original de mediados del siglo XIX, con forma de templo clásico en ruinas, que cobija el tradicional Misterio en la primera vitrina.
En otras vitrinas se muestra el complejo proceso de elaboración de las cabezas (testinas), de la figuras completas (pastori), de los animales (animali), de los múltiples accesorios (finimenti) y de las vestiduras (vestiti), cuyo resultado son unas figuras, a diferentes escalas, dotadas de una fuerte carga de teatralidad. También se informa de la propia historia del belén vallisoletano, comprado por el Estado en 1996 a los coleccionistas madrileños Emilio y Carmelo García de Castro.


Segundo espacio: Descubrimiento
Una vitrina de grandes dimensiones alberga un nuevo planteamiento escenográfico, de marcado sentido geométrico y articulado en torno a dos puntos de fuga que rompen la frontalidad y establecen dos profundas perspectivas en cuyo fondo se vislumbra el Vesubio, que adquiere un fuerte protagonismo. En este montaje se ha prescindido del decorado (plástico), obra de los hermanos García de Castro, que con una disposición frontal en forma de gradas servía de escenario en el montaje precedente. El nuevo plástico, en palabras su diseñador, reproduce edificios todavía existentes en Nápoles para recrear, de forma un tanto abstracta, la atmósfera de la ciudad. Los paneles planos, su disposición geométrica y sus tonos neutros, lo mismo que las terrazas ascendentes del pavimento en color pizarra, realzan los valores estéticos de los cientos de figuras que gesticulan en el ambiente callejero.

En líneas generales, en la escenografía se crean tres espacios, uno a la izquierda con el Anuncio a los pastores, otro central en el que aparece el Misterio y buena parte de la actividad del mercado y un tercero a la derecha con el Cortejo de los Reyes Magos. En este nuevo montaje podríamos objetar dos cuestiones. La primera es lo chocante que resulta contemplar el ambiente rústico y pastoril, perteneciente al Anuncio a los pastores, inmerso en el ámbito urbano, a pesar de que se incluya un fondo arbóreo y de que se haya respetado su colocación tradicional como principio de la narración. La segunda es la pérdida de protagonismo de la posada en torno a la que tradicionalmente se despliega la fiesta musical y gastronómica, que ahora aparece embutida junto al Portal impidiendo apreciar en parte una de las más bellas composiciones del belén.
Todo lo contrario ocurre con el Cortejo de los Reyes Magos, en un espacio más diáfano que permite saborear con mayor facilidad el séquito de los Reyes y sus vistosos detalles, los pintorescos músicos y las bellas arménides o georgianas.

Frente a la gran vitrina se muestran unos paneles informativos que ayudan a comprender el aspecto lúdico del belén napolitano y distintos aspectos históricos. Los temas tratados son la napolitaneidad o fascinante personalidad de Nápoles; Nápoles, un gran teatro; La realidad popular; La indagación fisionómica y El fabuloso Oriente.

Tercer espacio: Contemplación
Situado al fondo de la sala, en este espacio se proyecta un audiovisual que muestra el Nápoles más actual para demostrar que sus habitantes mantienen su idiosincrasia.  

Deseamos que este nuevo espacio mágico sea disfrutado por los vallisoletanos durante la Navidad y por todos los visitantes que llegan a la ciudad atraídos por nuestro impresionante patrimonio artístico. Felicitamos al Museo Nacional de Escultura por haber convertido en realidad esta iniciativa.


HORARIO ESPECIAL DE NAVIDAD 2015
Días 22, 23, 26, 29 y 30 de diciembre y 2 de enero: De 10 a 14 y de 16 a 21 h.
Domingos 27 de diciembre y 3 de enero: De 10 a 14 y de 18 a 21 h.

Entrada gratuita







* * * * *

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada